Abejas: cuidado e importancia

By | 2020-10-05T19:08:57-05:00 septiembre 11, 2020|Categories: Amigos de las Abejas|
M

uchas veces no dimensionamos cuán esencial es la función que cumplen estos animales en el ecosistema. Una sola abeja puede visitar hasta 100 flores en un solo recorrido durante la recolección de néctar, realizando hasta 40 viajes en un solo día. Si a esto le sumamos la inmensa cantidad de 20.000 abejas que puede contener un panal, tenemos la importante cifra de hasta 20 millones de flores polinizadas por día. En pocas palabras; estos pequeños animales mantienen el equilibrio de la naturaleza, por eso, es necesario resaltar su valor para no lastimarlas mientras realizan su trabajo en el ecosistema. 

Por este motivo queremos compartirte unos cuantos consejos acerca de qué hacer si nos encontramos un panal de abejas, ya sea en un lugar abierto o en nuestra casa, o simplemente cómo podemos aportar nuestro grano para cuidar de estos maravillosos animales. 

¡No les tengas miedo!

Muchas veces al encontrar un panal de abejas pensamos que puede ser algo peligroso o que nos pueden atacar sin ningún motivo; sin embargo, no hay nada más alejado de la realidad. Por lo general son animales muy poco defensivos, no obstante, si intentas quemarlos, se pueden irritar. Lo que puedes hacer es llamar a los bomberos o mejor, a un experto apicultor, ya que los primeros a veces no tienen los cuidados necesarios. Aun así, si el panal está construído en una superficie no cóncava, las abejas solo estarán por un periodo de 2 a 3 días.

Cuidar la naturaleza es cuidar a las abejas 

Si vas a visitar un parque natural o un bosque, no botes basura ni hagas fogatas. Si por accidente inicias un incendio, ¡apágalo! Las consecuencias pueden resultar catastróficas, no solo para los árboles o los muchos panales de abejas que se pueden perder, sino también para todo el ecosistema que se desarrolla en ese lugar. Así que, si vas a disfrutar de la naturaleza, que sea de manera responsable.

¡Consume miel local! 

Las ventajas de comprarle la miel a tu apicultor más cercano son muchas. Entre estas está que la miel producida de esta manera conserva al máximo todos sus nutrientes y vitaminas al no estar pasteurizada. Del mismo modo, ayudas al productor local a cubrir los costes de su tan importante labor de cuidar de estos animales.

¡Conócelas e infórmate! 

La mejor manera de proteger a las abejas es no caer en los mitos o en el desconocimiento. Puedes tratar de informarte mejor acerca de su rol en la naturaleza, visitar una casa apicultora para conocerlas mejor, hablar con tus amigos o familiares o actuar por ellas en una situación en la que se encuentren vulnerables.

¡Sé un apicultor! 

¿Por qué no? Puedes hacer de la apicultura el mejor de los hobbies. Existen cursos en los cuales te asesoran o te dan información acerca de cómo iniciar en la apicultura. De esta manera puedes conocerlas, a protegerlas e incluso producir tu propia miel en casa. Así, poco a poco puedes empezar en el mundo de la apicultura y aportar tu grano de arena en la conservación y cuidado de las abejas. 

Deje su comentario

×
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?